Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

Poesía

Y qué es la poesía sino una forma sana de locura...
Poeta que no esté loco...no es poeta

El Parto poético

La poesía es un continuo parto, con todo y dolores
pero no se paren niños, se paren versos

miércoles, 21 de marzo de 2012

Donde nace la creación

En el fondo del abismo reside la NADA
germen de toda creación
inmensidad sin espacios
eternidad sin tiempos
singularidad sin atajos
tragándose la luz del intelecto
para luego vomitarla más brillante
más sublime
más osada e indetenible

Es allí
en el fondo del abismo
donde habita y mora
la verdad de la poesía
sus raíces
germinadas de semillas emotivas
que dan fruto entre las ramas
allá lejos en lo alto
donde todos justifican cualquier cosa
donde todos admirados se preguntan
de dónde es que sale tanta inspiración

¿Y cómo podrían saberlo si le temen al abismo?

Es el fondo del abismo
-nutritivo e irrevocable-
ese caldo de cultivos
en que nace la creación

viernes, 16 de marzo de 2012

El poema es movimiento


El poema corre nada y vuela
entre las fibras del folio de papel
El poema fluye salta y baila
realizando rizos, trompos y piruetas

Y es que el poema es movimiento
y es ritual de movimientos y de danzas
de palabras que se hunden en las almas
del lector que en silencio los declama

Y en las almas forja el poema su jardín
de emociones que se plasman en imágenes
sentimientos que dan fruto al mil por ciento
y pasiones inflamando el corazón.

jueves, 15 de marzo de 2012

Me digo y me desdigo



Me digo y me desdigo alegremente
en esta paradoja irreflexiva
corpúsculo que expándese en la onda
de miles de millones de años luz.

Y asecho la palabra cual si fuera
delicia que se apresta ya a volar
me embosca indetenible cada idea
seduce mi intelecto sin cesar.

La cuántica se cuela por rendijas
entre átomos que forjan el papel
mis manos derramadas en teclados
mis ojos dibujándose en la miel
de estrofas que salidas de la nada
se enlazan y se engarzan en cadenas
que entiendo si las leo al terminar.

Tan sólo al concluir el entramado
de versos y reversos y conversos
comprendo finalmente lo que había
guardado en las penumbras de la mente
zurciendo los conceptos y fraguando
las líneas de otro texto singular.

Me digo y me desdigo diariamente
en esta paradoja que impulsiva
se extiende en la pantalla del PC
a miles de millones de años luz.

No hay Poética



Repito:
No hay Poética
No una
No la misma
No absoluta
No excluyente
No imperante 
ni siquiera permanente.

Lo que si hay
son estilos divergentes
diversificación de las mentes.

Las Poéticas son afluentes
de los ríos de poesía
y es bien sabido
que hasta el mismo río
cambia sus aguas a cada instante.

Repito:
No hay Poética
No una
No la misma
No estable
No cristalizada
No inmóvil, parapléjica, paralizada.

Lo que si hay
es poesía en movimiento
en perenne movimiento
un caudal de movimiento
con fluidez de las ideas.

Repito:
No hay Poética
No una
No la misma
No el claustro ni el recinto ni la jaula.

Lo que si hay
es la danza de palabras en los versos.

La poesía es movimiento
es fluidez en movimiento
armonioso, rítmico, cadencioso movimiento
de las almas en las fibras del papel.

Y el poeta es el que narra el que describe
las piruetas de fonemas en los folios y en la estrofa.

Por eso
No hay Poética
No una
No la misma
No marmórea ni estatuaria

Por tanto:
Cada quién esgrima y desarrolle
su propia. poética
original
auténtica
individual
para estremecer la lectura
para enriquecer la poesía…




miércoles, 14 de marzo de 2012

Poética 2012


Me disculpo con los lectores que buscan poemas entre mis textos, y me disculpo por no llenar las expectativas de quienes me leen y de quienes no me leen. La verdad es que esta poética tan arisca como escurridiza, no termino de entenderla. Se me parece al tigre al acecho de su presa –el escritor-, se me parece al torbellino que amenaza con tocar suelo y causar tamaña entropía en la vana realidad, se me parece a la ilusión del vago ensueño entre el sueño y la vigilia, que por mucho que nos esforzamos en recordar se desvanece sin piedad en los abismos del olvido.

Y es que esta poética de la que se han vertido tantas toneladas de tinta y de sangre
y de sudor y de lágrimas, y de gritos y  de cantos y silencios,
es un idioma alienígena,
un firmamento de jeroglíficos,
un entramado de confusas pretensiones
que se prestan a cualquier cantidad de interpretaciones.

¿Qué es poesía?
Todo y nada.

Es poesía el panfleto cuando elogia al  insurrecto 
y también cuando alaba a los tiranos.
Es poesía el arte por el arte, insípido e insensible,
pero también el rubor y el beso;
y la lágrima y el grito y el silencio,
y la lluvia ácida y la cascada pulcra;
y el cemento y la arena y la cabilla
y hasta los adoquines solitarios en la acera.

Es poesía el aullido del perro sarnoso y el ladrido alegre del perro de la casa,
y es poesía el obrero domesticado y el empleado que es alzado
y aquél niño que consiente el abuso de mayores
y aquél otro que a pedradas y patadas se defiende de los malos.

Es poesía la sonrisa
y hasta la franca risotada de una enorme carcajada,
y es poesía el silencio inadvertido del sollozo padecido.
Y la dicha fraudulenta del que quiere siempre más,
y el engaño de los tontos, y el engaño del sagaz
y las  metras y canicas que dejáramos atrás
y el PC con su ratón (aunque nada haya bebido)
y la consola de juegos con virtuales fantasías,
y en la vida y en la muerte y el olvido su  poesía…

¿Qué es poesía? 
Todo y nada.

Y el poeta,
ese personaje misterioso
que se interna en lo frondoso
de la Nada Alumbradora,
ese andante inconsecuente
que se pierde entre la gente
ese infante tremebundo
que se angustia por el mundo
¿quién es?

No soy yo naturalmente
pues es claro y definido que no entiendo casi nada
de poéticas esquivas y retóricas y métricas, 
hermenéuticas, lingüísticas y académicas valías.

Y el  poeta, 
el vibrante personaje de esta saga eternizada en los libros de la historia,
el valiente caballero que derrota con su pluma las envidias,
las soberbias, las codicias, los desmanes del poder;
que se enfrenta a necedades con la fuerza de aquel verbo
que en palabras se derrama con su néctar curativo en las almas de los pueblos,
ese ser tan misterioso, palpitante y generoso, tan humilde y bondadoso…
¿quién es?
¿DÓNDE ESTÁ?
¿CÓMO ES QUE SE HA QUEDADO ADORMECIDO
EN LAS PÁGINAS POLVORIENTAS DE LA HISTORIA
CARCOMIDA POR LA VIDA?

Y el poeta…
¿quién será?
No soy yo les aseguro,
y por eso mis disculpas les extiendo a mis lectores y a mis no lectores
si buscaban la poesía en mis páginas y textos.

Y no son solo pretextos
es que al fin lo he comprendido:
No hay poética
aunque siempre haya poesía

martes, 13 de marzo de 2012

Torbellinos del olvido


El papel es la cuna del poema, su principio, su génesis apenas.
Es en el alma del lector donde crece y se desarrolla y se reproduce el poema ya leído.
O de lo contrario es abortado y moribundo se desvanece en la nada que alguna vez lo engendró.

El poema es como el automóvil que sin conductor de nada sirve; pues así mismo el poema sin lectores es la presa de basureros...torbellinos del olvido.
..

Poema azulejo



El poema es azulejo clavado a la cruz de los segundos
hasta que llega el poeta con sus pinzas y tenazas
doblega los clavos y le permite volar 
más allá del firmamento
en los benditos corazones de las almas sensibles... 

El Poeta no descubre...


El poeta no descubre el agua tibia;
descubre sí;  sus más nuevas aplicaciones
y redescubre en el fuego sus llamaradas de  aliento
y  se reinventa en la rueda para escribir con su arado
y sella cada palabra
con el sudor de su frente
con un trozo de su alma
con una gota de su sangre
y con rocío de sus ojos.

Vierte el poeta en el papel
sus más cálidas sonrisas
sus más álgidas penurias
sus más tórridos vaivenes
sus más agrios sinsabores
y lo dulce de las flores
que atesora en su intelecto.
Y se plasma sin permiso
en la voz del acallado
en el grito del silencio
en el llanto de la noche
en susurros sin censura
y en el fragor de lo inconcluso.

El poeta ciertamente no descubre el agua tibia
descubre sí; sus razones a destiempo
y las proclama al infinito…