Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

Poesía

Y qué es la poesía sino una forma sana de locura...
Poeta que no esté loco...no es poeta

El Parto poético

La poesía es un continuo parto, con todo y dolores
pero no se paren niños, se paren versos

domingo, 13 de enero de 2008

Busco poesía.

Busco las palabras
para mi poesía,
como ciego en bosques
bajo luna impía.
Busco los vocablos
para mi escritura
como un loco busca
su caricatura.

Busco reflexiones
debajo de hondos sueños
y meditaciones
de días caraqueños.
Busco entre conflictos,
recuerdos y dilemas,
todos los invictos
terrenos del poema.

Y en filosofías
yo busco simplemente
al taller interno
tallando la simiente.
Busco entre las ciencias
las nuevas herramientas
para descubrir
cantatas parturientas.

Busco en las canciones
sonido y melodía;
busco nitidez
de ritmos y armonía.
Busco en las sonatas
la clara diafanidad,
dada al verso con
un son de realidad.

Y en el arte busco
cinceles y pinturas,
que hagan de mis versos
perfectas esculturas.
Busco, busco y busco
y seguiré buscando,
hasta que me encuentre
poesías fabricando.

La esquiva métrica

" Cuándo la palabra que rima es aguda, se suma una sílaba al verso;
si es esdrújula, se le resta una, y si es grave se deja igual"


Tengo una duda inquietante,
una duda que me altera
cuando la métrica entera
me traiciona, infamante.

De la regla; he sabido,
que sílabas suma y resta,
pero estoy comprometido
con mi pregunta que es ésta:

¿Es licencia poética
esta regla tan amable
o es más bien una inviolable
regla ruda y aritmética?

¿Es la ayuda necesaria
para salvar la cultura
de una estrofa carcelaria,
preservando su estructura?

¿O es más bien la inevitable
norma cruel y despiadada
que debe ser aplicada
de una manera inviolable?

Espero contestación,
por mi ignorancia, perdón.

Poetisa

Dios te ha bendecido
con belleza y poesía
para hacer de tu alegría
su don más querido.

Dios te ha regalado
esa pasión singular
que versas par en par
en tu talento dorado.

Y tu sensibilidad
aunada a tu empatía
hace de tu poesía
una hermosa potestad.

Dilema poético

Busco la realización
de una poesía sistémica,
científico-ecológica,
humanista y psicológica,
onírica y subliminal,
para arrasar con la mediocridad
del hombre moderno.

Estoy a la caza
de creencias infiltradas;
sin permiso de nadie,
que motivan comportamientos
despiadados e inhumanos,
escabrosos e indeseados,
para así recuperar el control
sobre mi mismidad…

Hago lo que no quiero hacer
y lo que mi corazón desea, lo evito.

Lloro cuando quiero gozar, reír y cantar
y cuando quiero llorar, no lo consigo...

Detesto los vicios, aun así fumo;
aborrezco las pornos, aun así veo,
amar es lo que más deseo
y no puedo.

¡No puedo!

Dibujo; de la noche...

Dibujo, de la noche, su impotencia
en la sábana azul de mi aposento,
y es bella, estrellada, no les miento,
la noche que se acuesta con mi ausencia.

Dibujo nuevamente la dolencia
con el trazado cada vez más grueso.
Ayuno con caricias, es por eso
que clavo mi aguijón en la conciencia.

Entrego mis ajadas pertenencias;
las dejo en el umbral de lo vivido,
soy un obsesionado del olvido
porque todo recuerdo me atormenta.

Quisiera ser canela, miel y menta,
quisiera ser de clavo y de comino,
quisiera revestir todo camino
con rosas y jazmines, sin afrenta.

Y sin afrenta vuelvo al escenario,
al mundo, su guionista, los actores,
más versos, más palabras, sinsabores:
Caribes que destrozan un acuario.

Lo sé, lo admito y no me jacto,
poeta no soy ni lo pretendo,
tan sólo soy otro que está viendo
más obras plasmadas en el acto.

Son las obras calcadas de las vidas
que juran que se actúan por sí mismas,
se mienten, se ajetrean con carismas
y rimas permitidas y prohibidas.

Y luego nos topamos al cuaderno
quien cree que se sienta a reescribirse,
le digo que no debe desmentirse,
me responde que no le importa un cuerno.

También está ese vago del teclado,
se burla, hace sorna el muy travieso;
transforma lo que escribe en algo avieso
bordando lo presente con pasado.

Les repito que escribo lo que siento
y aun cuando intento escribir prosa,
la rima se me cuela, quisquillosa
haciendo que sea vano todo intento.

Les digo que la rima me persigue,
se allega hacia mí cual sacra diosa;
celosa, clandestina y sigilosa
¡y todo lo que quiere lo consigue!

Mentiras!...malagradecido de mí,
amante tierna y linda, dulce y bella,
la rima se me acerca cual estrella
y besa mi poesía porque sí.

Dibujo esta noche capitalina
con el trazado que se me hace espeso,
los papeles, la gata, tu regreso,
la loca inconsciencia que contamina.

El cielo, la bruma, tu voz, mi ausencia,
la cotidianidad astuta y llana,
cómoda como una prenda de lana
usada en el jardín de la demencia.

La luna, la grama, un don, la rima,
un soplo de pasión en la cocina,
la mesa, la ventana y su cortina,
una horda de caricias se me encima.

El calor, el frío, la blanca nieve,
las guerras, la paz, la burda contienda,
los clientes que deambulan por la tienda
y mi boca que de tu boca bebe.

El hambre, la sed, el vicio y la virtud,
el degenerado hábito de fumar,
las ganas que nos asaltan de matar,
vedadas, naturalmente. La salud

y la nunca bienvenida enfermedad,
la familia, mascotas y parientes,
un alocado rechinar de dientes,
la envidia, la intriga, el chisme, la maldad.

Remembranzas y alguna expectativa,
esperanzas de encontrar felicidad,
una lágrima, la risa, la frialdad,
y la delicia de tu figura altiva.

¿No es acaso todo esto la poesía?
Un viajar a través de realidades
personales, con sus contrariedades
inusuales. ¿O es solo fantasía...?

Nuestros deseos y necesidades,
los aciertos, los fracasos, el poder,
la ubicuidad de un exilio, el volver
a digerir vagas causalidades.

En un calidoscopio de experiencia,
un florecer vibrante de emociones
galopando sobre ávidas canciones...
Es poesía: amor, pasión, vida y ciencia.

Dibujo, de la noche, su inclemencia
en la sábana azul de mi aposento,
nunca dejo de escribir lo que siento
porque tan sólo escribo mi vivencia.

Adiós poesía.

Demasiadas denigraciones
en la infancia y adolescencia:
demasiados insultos y ofensas,
demasiados ataques verbales y físicos...

Demasiadas trabas y complicaciones
en la adultez,
demasiados obstáculos e impedimentos.

Toda la vida
fui un juguete del diablo
fui un bufón de Dios
y ya me cansé
de esta tragicomedia cósmica,
así que bajo el telón.

Las preguntas que me llevaron
a botar miles de poemas
a la basura
siguen rondando mi mente:
¿Para qué?
¿Para quién?...

por ello
hasta tanto el mismísimo Dios
no me diga claro y raspado
que me quiere poeta,
no vuelvo a colocar
dos palabras en un verso,
y así;
te digo
adiós
poesía.

La poesía duele

La poesía duele
cuando nos faltan palabras
para expresar sentimientos
que se nos ahogan por dentro.



La poesía duele
cuando carecemos de vocablos
para explayar los valores
que se retuercen adentro.



Y como me faltan palabras,
aguanto este dolor
de no poder desahogar
lo que me quiere estallar
desde muy adentro...



Por eso estoy descontento
en este preciso momento...


Hay poetas y hay poesía.

Es la poesía la que fabrica al poeta,
es la palabra la que descubre al artista,
el poeta no nace, se forja y se acrisola
en los hornos de la sensibilidad y la empatía.

El poeta respira a través de los versos:
Hay poetas y hay poesía...

Dificultades poéticas.

Sabores enhielantes
encumbran enhiestas elucubraciones;
zorzales en semánticas bandadas
alzan vuelo al infinito.

Desterronando ideas
de parajes intangibles,
propongo una indicción
a las metáforas y alegorías
que hacen hiperbólica sorna
de mis pretensiones,
de mi osadía.

Un carbúnculo estampado
en la etérea mejilla de tu cutis,
me recuerda al símil berroqueño;
que calla y se oculta
tras viandas perecederas
de ávidas culturas.

Vocablos para posteridades.

Chamos, chamas y chamitos;
aquí les traigo algo inquietante,
un vuelo en alas de diamante,
un sueño, un divagar bonito.

Gebas, gebos y gebitas,
tengan algo de clemencia,
siendo virtud la indulgencia
ante caras tan chinitas.

Mis queridos brodercitos
de entre todas las edades
lo que cuento son verdades:

No hay vocablos proscritos;
sin importar realidades,
para las posteridades.





Glosario:
Chamo: del ingñés Cham -cochino-, se refiere a los niños en Venezuela, la palabra en principio era despectiva, pero a pasado a ser cariñosa.

Geba: muchacha adolescente; también novia.

Broder: del inglés brother, hermano, aunque últimamente ha sido substituido por " pana".

Toda lengua evoluciona

Saludos a mis panas del portal,
no pretendo escribir ningún poema,
ni quiero parecer un anatema
versando algún vocablo coloquial.

¡Qué chévere resulta adivinar
sin cartas y sin bola de cristal!,
aliento a las palabras; pedernal
que se atreve; otra hoguera, a achispar.

Toda lengua evoluciona,
muta, cambia y se trastoca
para las posteridades.

Todo idioma se condona;
sin saberlo, se coloca
bajo nuevas realidades.

Karma ortográfico

Entre acechanzas y asechanzas,
entre vigilias y emboscadas
voy tejiendo las leyendas
que entretejen alboradas.

Entre desechos y deshechos,
entre basura y destrucción
voy llameando, de los mitos
sus blasones y pertrechos.

Entre abrasar y abrazar,
entre hogueras y cariño;
mucho se incinera el alma
ante el resplandor de un guiño.


Si asesino, soy matón;
si acecino, tengo hambre
basta sólo un par de letras
para destruir un corazón.

Cuando voto es que algo elijo,
con razón o sin razón,
cuando boto, al basurero
va a parar mi colación.

Es la clara ortografía
la que llena la ilusión
de que reine la alegría
y se entienda mi canción.

El poeta

Comprender al poeta tú puedes, hermano
si despojas tu cuerpo del barullo que brama
desde el fondo del alma, sudario mundano;
si levantas los ojos hacia cielos de lata
y lees en las estrellas sus versos de plata.

El poeta es palabra; sangre y fuego que emanan
y aprietan corazones en saludos con alas,
es aliento inspirado en las locas tonadas
que cruzan el espacio en cometa de espadas.
El poeta es la luz que surge de la nada
es el agua del río que quiere ser liberada.

Donde nacen los niños el poeta es un hada,
donde mueren los hombres es la vida apagada,
el poeta es el viento, es la gran fogarada
que toca el firmamento con sus dulces baladas.
Es el fuego y la nieve, la tormenta y la calma.
Para entender al poeta hay que desnudar el alma
colocando nuestro cuerpo en maleta sellada.

Los poetas del mundo hablamos con voz dorada
pues todos estamos tallados con la misma daga.
El poema es amor, canto dulce que engalana
el sentimiento puro que cada corazón calla.
El poema es dolor, herida que nunca sana
grito que rasga las sienes noche y mañana,
atardecer lánguido que luce su sotana.

El poema es alegría, fiesta que se eterniza,
es baile y canto, danza, vino fiesta y risa.
El poema es el todo, el poema es la nada
es el llanto de un niño o su triste mirada,
es el néctar que liban en el limbo las almas,
el resumen del cosmos expresado en palabras.

No quieras entender al poeta, hermano
si antes no consigues tu propio ser humano

Ah crítico interior

Ah crítico interior
que nos engañas tan certero e incoherente
haciéndonos creer fehacientemente
que somos de los peores; el peor,

aleja de mí tu insulsa saña
no más mentiras sobre mí;
¿acaso no te basta lo que di
que tan cruelmente tú me engañas?

Ah crítico severo e impertinente
que dices que es destrozo mi creación,
aleja tus fantasmas de mi mente
y tus insultos de mi blando corazón.

La rima

La rima está por todas partes,
esa es la rima que compartes
está en mi gata que pide agua,
está en las aguas de pecera,
es como un pez en la bañera,
es como aurora de alba fragua.

Es como un verde muy salpicado
por nuestra vida variopinta,
y es cual la vida algo distinta
de un gran desierto amarillado.

Es como albino paraje ártico
y cual blancor del viejo antártico,
es; del páramo, frailejón
y magno vuelo de un halcón.

Es el planeta, aquél que rima;
con su total humanidad;
con su cabal maternidad
ella arrulla y también nos mima.


"El que tenga ojos que vea
el que tenga oídos que oiga" (Jesús de Nazaret)

¡y el que tenga pluma que escriba!